Cómo triunfar en septiembre con los pedidos de comida a la oficina
pedido a la oficina
6 septiembre 2017

Llega septiembre, vuelta al trabajo, a la oficina… en conclusión: regreso a la rutina. Es algo típico y habitual año tras año pero también lo es las pocas ganas que todos tenemos de cocinar para llevar al día siguiente el tupper para la hora de comer. Nos cuesta coger el ritmo y adecuarnos al horario y tareas cotidianas. Sin saber por qué, lo de la comida es lo que más sufre y dejamos de lado. Quizás sea porque el cocinar lleva tiempo y dedicación y mientras hay verano (aunque ya estemos en la ciudad), preferimos disfrutar de nuestro tiempo de ocio haciendo actividades divertidas fuera de casa. Por eso, cuando el lunes amanece o o cualquier otra mañana, no tenemos nada preparado y sobre la una de la tarde, comienza a aparecer la gran duda: ¿qué como hoy? Ese es el momento justo y adecuado para que tu restaurante pueda ser la mejor y perfecta solución para todos los que hoy o mañana o cualquier día, se sientan identificados con este escenario. Aprovecha la ocasión de los pedidos de comida a la oficina.

Antes de ofrecer comida a domicilio / oficina

Para que todo salga bien, lo más importante es tenerlo preparado y optimizado con antelación no sólo para sacar el máximo rendimiento de cada acción sino también conseguir evitar cualquier sobresalto o imprevisto.

Si tu restaurante ofrece comida a domicilio / oficina y tienes toda la operativa – logística preparada y contratada (ya sea con personal y recursos internos o a través de plataformas de envío a domicilio – oficina), tienes un gran camino hecho. Lo que te falta ahora es aparecer en el justo instante en el que estas personas que están en la oficina y no han llevado comida, se pondrán a buscar, en Internet seguramente, qué alternativas tienen para hacer algún pedido de comida de calidad, rápido y también que se ajuste a su presupuesto. ¡Ahí debes estar tú!

Lo siguiente que debes tener listo y previsto es un programa de gestión de clientes con el que registrar todos y cada uno de los posibles contactos que vayas recibiendo. Todos, absolutamente todos los emails, números de teléfono y seguidores de redes sociales que se interesen por tu servicio – producto – restaurante, son oro para ti y así debes tratarlos. Partiendo de la base de una página web (que puedes crear fácilmente a través de Klikin) y siguiendo con acciones de marketing online, introduce en tu negocio un sistema de gestión (también puedes hacerlo con Klikin y tenerlo todo en un mismo lugar, centralizado) para manejar todo ágilmente y que no se escape nada.

Cuando ya tienes todo preparado, es el momento de pasar a la acción para captar clientes:

¿Cómo ser el primero en aparecer en las búsquedas de pedidos a la oficina?

Tu primer paso y meta marcada es tener visibilidad. Para que alguien te compre necesita saber que existes y conocer lo que vendes. Si no llegas a esa persona que tiene la necesidad o en este caso, si la persona que a las 13 h está en su oficina, sin nada preparado para comer y con un hambre voraz no puede encontrarte de ninguna manera allí donde suele buscar restaurantes con pedidos a la oficina, será imposible que pueda llamarte para encargar nada. Tienes que aparecer en sus búsquedas.

¿Dónde busca esa persona que te puede hacer el pedido? Pues, seguramente en dos vías: Google y redes sociales (Facebook y/o Instagram). Pero esto es muy amplio y si te enfocas en estos tres grandes soportes (google, Facebook, instagram) sin conocer más datos, gastarás mucho dinero en publicidad sin tener resultados. Por lo tanto, para afinar más la búsqueda, tienes que saber antes quién es realmente esa persona que quiere pedirte comida para que se la lleven a su oficina. Necesitas conocer a tu público objetivo. A realizar este trabajo de diseño de público objetivo te enseñaremos más adelante pero es algo que debes anotar como prioridad.

Cuando ya conoces quién es tu comprador ideal, sabrás entonces dónde te va a buscar. A grandes rasgos volvemos a la conclusión de que utilizará Google y redes sociales por lo que tienes que asegurarte de estar en las primeras posiciones de estos lugares de referencia.

Ser de los primeros en Google te costará tiempo y dinero, mucho de ambos. Si tienes dinero para hacer una inversión en los días claves y las horas más oportunas, puedes invertir en Google Adwords pero también es cierto que tu sector está muy competido en Adwords y necesitarás una gran cantidad económica para poder estar ahí con una gran visibilidad. Otro de los caminos es gracias al SEO (posicionamiento orgánico a través de tu página web y sus contenidos). Esto es más lento y necesitarás de más trabajo (también te lo iremos contando poco a poco en otros post). Así que lo más rápido, económico y eficaz que puedes hacer a nivel online para aparecer en las búsquedas de pedidos a la oficina para tu restaurante es optar por las redes sociales. Consigue que te vean, que te sigan y después, que a través de alguna acción, te dejen su email porque si ahora no les has convencido y no te han hecho el pedido, poder llegar directamente a su bandeja de entrada de email con una promoción exclusiva para ellos será imprescindible para ti.

Así que ponte manos a la obra en diseñar esa oferta clave y perfecta de pedido de comida para la oficina. Piensa en un menú fácil, apto para todos los trabajos y tipologías de oficina, rápido de elaborar y también de servir allá donde te lo pidan y encarga o haz tú mismo un diseño elegante, atractivo, en el que se vea clara la información y decide una inversión adecuada para crear anuncios personalizados en Facebook e Instagram. Esto, a nivel principiante te resultará fácil y puedes hacerlo tú mismo ya que las redes sociales te dan una guía paso a paso para poder poner publicidad. Puedes ahora empezar tú y más adelante, si no tienes tiempo o quieres profesionalizar esta área de tu negocio, contratar a alguien que te lleve esta área. Pero lo fundamental es que sepas que la publicidad en redes sociales como Facebook e Instagram te ayudarán mucho porque puedes apuntar exactamente a la zona de oficinas cercana a tu restaurante, puedes aparecer en el horario concreto de búsquedas, llegar a aquellos perfiles de usuarios que son realmente tu público objetivo y te permiten personalizar al máximo tu anuncio para decir aquello que tú quieres que ellos sepan y que conoces de antemano que no podrán decir que no y directamente irán a hacer su pedido.

Buzoneo de toda la vida o mailing

Algo de lo que últimamente nos olvidamos cuando empezamos con las redes sociales pero que sigue siendo realmente útil para los restaurantes que ofrecen pedidos a la oficina, es el canal offline o un “puerta fría” como se decía antes. Tu restaurante está en la calle y tienes un radio de acción muy concreto al que llegar con tus pedidos. Si estás en una zona de oficinas y consideras que ahí tienes un buen nicho de mercado para pedidos a la hora de comer, puedes hacer una búsqueda de las empresas cercanas y preparar una misma acción con dos soportes: buzoneo o entrega de publicidad en mano o mailing.

Busca esas empresas que decíamos que están cerca de tu restaurante, consigue su dirección física y también un mail de contacto (recuerda siempre incluir estos datos en tu programa de gestión de restaurante como Klikin) y diseña la promoción anterior de menú (ejecutivo por ejemplo) y móntalo en formato digital para enviar un mail y también en papel físico para ir personalmente y entregarla a la persona de recepción o encargada para que pueda ofrecerla a todo el equipo cuando alguien necesite pedir comida. Ambas son una buena vía y para llegar más al corazón de las empresas (marketing emocional), incluye una promoción personalizada para ellos con un código descuento con el nombre de la empresa. Así tú podrás medir qué pedido viene de cada lugar y evaluar resultados de tu acción y la empresa se sentirá mucho más cuidada e importante.

Ahora, sólo te queda ponerte manos a la obra. Septiembre es un gran mes para optimizar y aumentar los pedidos de comida a la oficina.

 

klikin

About author:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.