¿Cómo será el restaurante del futuro?
You are here: Home \ Restauración \ ¿Cómo será el restaurante del futuro?
restaurante del futuro
7 septiembre 2018

¿Cómo será el restaurante del futuro? Dado que las costumbres han cambiado y nuestra manera de comer igual, entendemos que en el futuro habrá diferencias con respecto ahora. Teniendo en cuenta las tendencias actuales los restaurantes con mayor proyección de futuro serán aquellos que inviertan en lo digital, las operaciones, el marketing y la tecnología.

Las nuevas tecnologías están transformando incluso los sectores más tradicionales y la hostelería va de la mano. El cambio de hábitos, junto con los ritmos de vida actuales, la intrusión de smartphones y apps, y el auge de la economía colaborativa está motivando al sector de la restauración hacia la inevitable digitalización.

La evolución tecnológica tiene la capacidad de provocar cambios que suponen una interrupción en los aspectos más básicos de un restaurante. Desde la gestión a la experiencia gastronómica. Las reservas online son un claro ejemplo del cambio. Gracias a las redes sociales y las plataformas web, estas reservas han ganado importancia en el sector en los últimos años, atrayendo a clientela y estableciendo nuevos criterios de decisión.

Digitalización de los restaurantes

La digitalización de un restaurante supone que un cliente ya es cliente antes de entrar en el local e incluso después de abandonarlo. Esta digitalización ha ampliado la experiencia gastronómica gracias a la captación, el consumo y la reputación. Todos ellos son igual de importante.

La presencia digital ha convertido a los restaurantes en algo móvil con el “food delivery”. Con ello el restaurante no solo tiene un lugar físico, sino que puede trasladarse a casa de los clientes. Hace unos años, asumíamos que la comida a domicilio reducía los restaurantes a la pizza y los restaurantes chinos. Hoy la oferta es enorme.

De modo que la digitalización va más allá de la mejora de la gestión de las reservas y la logística de la comida, se trata de cómo vivirá el cliente su experiencia gastronómica. Ello se debe a que queremos que nos elijan y queremos que repitan. Además, su opinión es más importante que nunca y a los restaurantes le interesa que lo que digan sea bueno y/o excelente por las repercusiones.

Previsiones futuras

Con las tendencias actuales el mundo de la restauración ha alcanzado soluciones novedosas para ir de la mano con ellas. Estos medios que se van implantando poco a poco, dan muestras de un proceso digital actual, como por ejemplo, las cartas digitales interactivas que permiten descubrir el origen de los alimentos, o sistemas de pago a través del teléfono móvil.

En un futuro próximo temas tan alejados (aunque no tanto) como la inteligencia artificial, la robótica y el big data conquistarán los restaurantes permitiendo la personalización de los menús. Existen en el marcado aplicaciones que permiten a los clientes elegir los platos de la carta antes incluso de llegar al establecimiento.

Sin embargo, esta innovación no hará que desaparezcan los restaurantes tradicionales. Se prevé que en el futuro la tecnología y los restaurantes tradicionales convivirán. Las conjeturas más ambiciosas concluyen que muchos restaurantes del futuro tendrán robots o drones que sobrevolarán la sala para servir a los comensales. No es ninguna locura si vemos que algunas empresas de venta online ya envían sus paquetes a través de drones, sobrevolando la ciudad, para que los paquetes lleguen a su destino.

El tema de las propinas

Aunque los comensales dejen sus propias por valorar todo el conjunto del restaurante, no hará falta dejar unas monedas con la cuenta. En algunos países ya se estima, pero aquí en España todavía no somos propicios a dejar una propina al pagar con tarjeta de crédito. Igualmente, la verdadera propina para un negocio tiene que ver con el comentario de agradecimiento digital que deje un cliente posterior al servicio. Una recomendación por ejemplo es oro.

El big data

Las redes sociales son capaces de interpretar nuestras gustos e intereses al seguir nuestro recorrido online, de modo que se podrá ofrecer al comentar un servicio mucho más personalizado del que ahora conocemos, con el objetivo de brindar una experiencia propia y que haga sentir único al cliente.

Google anunció en una de sus conferencias de desarrolladores que pronto permitirá que su asistente virtual realice un pedido de comida, y en base a esto puede que en un futuro los restaurantes atiendan este encargo a través de un chatbot.

Ejemplo de hoteles futuristas

En España, concretamente en Valencia muestran un restaurante del futuro. Un grupo de investigadores de la Universitat Politècnica de València en colaboración con otros grupos ensayan desde 2013 cómo serán esos templos del comer en unos años gracias a la inteligencia artificial y al diseño y programación gráfico que se emplea en los videojuegos. Es la experiencia Virtuchef.

El cliente accede al restaurante desde un tótem con el que puede interactuar. Una voz de mujer dialoga con el cliente y éste puede seleccionar una de las mesas libres. Cuando llega al lugar, la mesa se convierte en una pantalla multitáctil con la que el comensal puede interactuar al ver el menú, escoger los platos, ver cómo se elaboran, etc. Mientras el cliente espera la llegada de los platos, podrá consultar el tiempo, las noticias o conocer un poco más los productos con los que trabaja el restaurante. Este proyecto es un nuevo concepto que une gastronomía y tecnología. De modo que esto solo es cuestión de tiempo, que vean como el cliente responde a este prototipo para que vean si puede o no llegar a funcionar ¿Qué pensáis?

De lo que no hay duda es que el restaurante del futuro será más digital y también más inteligente. Seguiremos demandando productos de calidad, platos atractivos o espacios impactantes. Pero, los clientes exigirán probablemente vivir experiencias gastronómicas únicas y de vanguardia.

Más info sobre Klikin

About author:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.