Tu restaurante en un mercado de moda
You are here: Home \ Restauración \ Tu restaurante en un mercado de moda
restaurante en mercado
12 julio 2018

Los mercados forman parte de la vida de las ciudades desde mucho tiempo atrás. Bien por su ubicación, casi siempre en el centro, y porque abastecían a gran parte de la población con víveres para el día a día, sobre todo alimentos y materias primas. A lo largo de la historia, los mercados han tenido cierta repercusión en la vida diaria de los ciudadanos, pero fue con la industrialización cuando comenzó la progresiva decadencia. Surgieron las tiendas, especializadas en la venta de un producto alimenticio concreto, regentada por intermediarios, y más tarde los supermercados. Es ahí cuando apareció el concepto de mercado central, y éstos se convirtieron en una pieza clave de la distribución alimentaria de las ciudades.

Los mercados perdieron valor social hasta hace unos años cuando muchos reaparecieron y se reinventaron. Para evitar su defunción, algunos mercados fueron comprados por un grupo de particulares con intereses arquitectónicos, gastronómicos, culturales y sociales. El objetivo fue el de resucitar y mejorar su actividad tradicional, apostando por productos de calidad, alimentos de temporada y la posibilidad de degustarlos tranquilamente gracias a los horarios flexibles.

Esta iniciativa tuvo tanta aceptación entre los locales y los turistas que ha supuesto la reinvención de otros tantos sin necesidad de la participación privada. Muchos mercados ahora están compuestos por puntos de alimentación, restaurantes, y bares.

¿Tienes pensado abrir un restaurante en un mercado?

Suponiendo que ya se ha realizado un plan de negocios, que incluye un concepto, un estudio de mercado -con su competencia, clientela-, la estrategia -tipo de comida, precios-, plan financiero, etc. Si nuestro interés reside es abrir un restaurante en un mercado de moda, debemos identificar si el mercado es de un particular o público para saber los términos del contrato.

Si un mercado pertenece a un particular o grupo de particulares, debemos ponernos en contacto con ellos. Saber si disponen de espacio para nosotros, cuáles son los términos, los horarios, el precio. A la hora de hacer el plan de negocios conviene tener ciertos datos como la afluencia de la gente, promedio de visitas. Posterior a esto, deberemos entregar un plan de negocio para que ellos valoren nuestra solicitud. Y si todo sale bien toca ponerse ¡Manos a la obra!

Si por el contrario el mercado es municipal, el proceso de investigación es mayor porque cada municipio se rige por sus propias normas. En algunos el Ayuntamiento en cuestión tiene más peso y en otros, los propios concesionarios tienen más autonomía en la gestión del mismo, siempre respetando los principios del servicio público tanto para la administración municipal como para los concesionarios.

En cualquier caso habrá que ver si los espacio salen a concurso o se puede solicitar una concesión de otra manera. Los concesionarios están en su mayoría autorizados para ceder a terceros el uso de los locales del mercado y también se puede dar el caso de traspaso de local.

De manera que los mercados, tanto si son privados como públicos, siguen sus propias normas y debemos conocerlas cuando hagamos el plan de negocios.

Más info sobre Klikin

About author:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.