Cómo planificar un menú para un evento en un restaurante
You are here: Home \ Foodie & Gastro \ Cómo planificar un menú para un evento en un restaurante
Planificar Menú para Evento en Restaurante
22 septiembre 2018

Cuando nos disponemos a planificar un menú para un evento en un restaurante hay ciertos factores que tenemos que tener en cuenta. El número de invitados, el tipo del evento, los gustos o costumbres de los invitados, el presupuesto, la fecha y hora del evento, etc. Todo ello nos ayudará a cumplir con las expectativas de los invitados y que todo salga perfecto para que la experiencia sea todo un éxito.

Una vez analizados estos puntos, tenemos que tener en cuenta otros. Dado que ya sabemos qué tipo de evento hay que organizar, y el presupuesto, podemos elegir los productos locales y regionales con los que podemos contar para la planificación del menú. Para la elección de los platos, tenemos que considerar la época del año en que se celebra el evento para adecuar el menú al contexto.

¿Qué hay que tener en cuenta para planificar el menú de un evento en un restaurante?

Los invitados al evento

La organización que nos contrata y la que nos da información sobre el evento nos ayuda, pero para elaborar un menú perfecto a veces hay que indagar un poco más. Saber si los invitados que vienen son extranjeros o nacionales, que edades tienen, si hay niños o solo adultos. Preguntar si entre los invitados hay alguien con alguna intolerancia o alergia. Todo ello nos ayudará a acertar más con el menú.

Los productos que serán protagonistas del menú

Debemos saber elegir cuidadosamente los productos básicos de nuestro menú y evitar así elaborar comidas demasiado ligeras o demasiado pesadas. Las comidas deben ser equilibradas con el evento y con ello nos referimos al tipo de invitados (no es lo mismo organizar una comida para un equipo de rugby por ejemplo que para un grupo de ejecutivos de una compañía elitista), como hemos dicho la época del año es importantísimo y también la hora.

Si es verano, habrá más platos fríos y/o templados y si es invierno más platos calientes. Jugar con los productos de temporada es un punto favorable porque nos aseguramos que el producto sea de calidad y será más fácil encontrarlo en el mercado. Al hacer una lista de posibles productos y por consiguiente de platos, veremos cómo combinarlos para que el menú completo se complemente y esté equilibrado.

Debido a que las preferencias de los clientes son dispares y habrá invitados de todo tipo, es aconsejable presentar un par de propuestas o al menos que el menú cuente con ciertas opciones a elegir entre las que incluiríamos pescados, carnes, platos vegetarianos y/o veganos.

Ofreceremos también una lista de vinos recomendados que vayan acorde al menú. Con varias opciones en cuanto a tipo de uva, precios, etc. Y tampoco hay que olvidarse de los postres. Hay que ofrecer al menos dos opciones, siempre hay algún goloso entre los comensales. Al ser un menú especial, es acertado que los cafés y/o tés estén también incluidos.

El mobiliario del evento

El número de invitados definirá el mobiliario de la fiesta y la vestimenta de ella. No es lo mismo si el evento es tipo coctel o todos se sentarán alrededor de una mesa. Si son muchos invitados dispondremos de varias mesas y habrá que ver cómo organizarlas. Según el tipo de evento definiremos también la estética, si precisa de un centro de mesa o por el contrario será algo más sencillo.

Personal del restaurante

Para el evento habrá que disponer de cierto número de camareros para que el evento se lleve a cabo de la manera más exitosa. Una vez sepamos el número de invitados hay que tener en cuenta el número de camareros que se necesitarán. Informarles sobre el evento, su menú, etc.

Factor sorpresa

No hay que olvidar que, aunque se trate de un evento organizado, y que todo estará supervisado y aceptado, incluir alguna sorpresa nos da puntos para que los invitados tengan una buena experiencia. Basta con añadir ciertos detalles que personalicen el evento, como alguna nota sobre la mesa, o invitarles a un pequeño aperitivo de bienvenida, tanto un tentempié como una bebida. Por el contrario, la sorpresa se puede dar al final, con un añadido con el café o un licor al final de la velada. Cualquier cosa que contribuya a que la experiencia del cliente sea buena y repita es aceptada.

Políticas de cancelación

Al planificar un evento, este mismo puede cancelarse porque surgen cosas inesperadas. Es mejor determinar de antemano cómo poder manejarlo en caso de que ocurra. Para ello el contrato de servicio de comidas debe incluir de procedimientos de cancelación y/o multas en caso de que se cancele todo en el último minuto.

Una vez este definido el menú es importante definir un orden de servicio de los platos. Como regla básica los platos y sabores más suaves se sirven al principio y los platos de sabor más fuerte y más contundentes se sirven después. Estos son solo alguno de los aspectos a tener en cuenta. Para que todo sea un éxito hay que contar con una buena organización y planificación, y prevenir cualquier futuro incidente o problema que pueda aparecer.

klikin

About author:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.