Cómo motivar a tu personal en temporada alta – verano
You are here: Home \ Productividad \ Cómo motivar a tu personal en temporada alta – verano
25 julio 2018

En verano, o al menos con el buen tiempo, las personas pasan más tiempo en la calle, las terrazas están llenas y nos apetece más salir a tomar algo ahora que el día es más largo. Eso implica que el mundo de la hostelería vive su temporada alta y ello implica más personal, un horario más amplio, horas extra, más organización y por ende más estrés.

El gerente o responsable de un local en ocasiones está más preocupado por los beneficios o ganancias que en la atención del equipo. Uno no puede estar pendiente absolutamente de todo. El negocio de la hostelería es sacrificado y es complicado tener en cuenta cada situación, por ello es importante contar con un buen equipo en quien confiar.

Los empleados deben sentirse valorados y motivados. Si se consigue eso, ellos transmitirán los mismo a los clientes. Un tándem perfecto. Una simple sonrisa, la amabilidad de quién atiende convertirá la experiencia del cliente en algo muy positivo.

¿Cómo motivar a tu personal durante la temporada alta?

Felicitaciones para motivar

En primer lugar, felicitándoles. Del mismo modo que expresamos los errores, lo mismo debe ocurrir cuando alguien hace algo bien. Los agradecimientos y reconocimientos se valoran. Es un punto de motivación para que sigan por el mismo camino o incluso mejoren.

Comparaciones que motivan

Algo a evitar son las comparaciones. Cada empleado es un mundo. Esta bien destacar la cualidad de algún empleado y de otro, siempre variando y destacando que hay ciertos comportamientos a seguir, aunque cada uno lo haga a su manera. Pero cuidado, no se exagere porque podría despertar envidias.

Comunicación motivante

Hay que ser comunicativo, ser claro a la hora de establecer objetivos y hacerles ver que son parte de ellos. Motivarles e intentar que se implique contigo, reconociendo su esfuerzo y su valía. Del mismo modo, escucharles forma parte del diálogo. Tener en cuenta sus necesidades y su opinión a la hora de tomar ciertas decisiones es importante. No está de más tener la mente abierta y escuchar con compromiso a los miembros de tu equipo.

Flexibilidad en el trabajo

Por otro lado, valorar su tiempo. Implementar políticas de trabajo flexibles, como ciertos días de descanso, jornada reducida, etc. Escuchando sus peticiones e intentando que todo el mundo esté contento. Como por ejemplo que el día que libren se al menos un fin de semana al mes o días que a ellos les venga bien. Ello contribuirá a una mayor productividad e implicación.

Líder, sí – Jefe, no

Que tu imagen sea más de líder que de jefe es beneficioso. Habla desde el respeto y la tolerancia, y predica con el ejemplo. Evita imponer cosas sin dar una explicación coherente. Tu equipo son personas y éstas se merecen ciertas explicaciones.

Un lugar de trabajo cuidado

Cuidar el lugar de trabajo es algo indiscutible. Que los empleados se sientan cómodos trabajando, cuidar el equipo, el material, mantener todo limpio es tan importante como cualquier otro punto.

Crear un clima de trabajo agradable, que entre ellos haya respeto es primordial. Fomentar la comunicación honesta, celebrar los éxitos con los trabajadores (ya sea con una simple felicitación por el buen trabajo como con algún detalle simbólico) e incrementar su motivación otorgando nuevas responsabilidades son medidas que contribuirán de una forma adecuada a su desarrollo profesional.

Por último y no menos importante, procura que los miembros de tu equipo cumplan con su horario de trabajo. Si hacen horas extras págalas. Si salen 15 minutos más tarde, ten el detalle de comentarles que pueden entrar 15 minutos más tarde el próximo día. Apreciar su tiempo cuenta tanto o más que valorar su trabajo contigo.

Más info sobre Klikin

About author:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.