Métodos de pago para no esperar en un restaurante
You are here: Home \ Innovación \ Métodos de pago para no esperar en un restaurante
formas de pago en restaurantes
2 octubre 2018

Los nuevos métodos de pago en un restaurante nos facilitan la vida a todos y es que a muchos nos ha pasado que hemos tenido que esperar una eternidad para que nos trajeran la cuenta de la comida a la mesa, o la hemos tenido que pedir más de una vez porque no llegaba. Cuando la espera es larga, desespera. Podemos convertir una gran experiencia en una frustrante simplemente por no llevar la cuenta a la mesa cuando lo solicita el comensal. No hablamos de no llevarla inmediatamente, sino por retrasarlo más de la cuenta.

Los tiempos de espera en restaurantes tienen lugar desde la llegada del cliente al establecimiento hasta que se toma nota de sus pedidos, desde que lo apunta el camarero hasta que lo sirven en la mesa, entre que se terminan los platos y se entregan los siguientes, y desde que terminan de comer todo hasta que se realiza el pago y se van.

¿Existe un tiempo de espera?

No hay un tiempo exacto entre que el comensal termina de comer y recibe la cuenta para pagar. Es una cuestión de atención por parte del camarero ante el cliente. Si éste le pide la cuenta, el camarero debe llevársela lo antes posible. Si por el contrario el comensal no pide la cuenta, cuando el camarero retira el último plato, debe preguntar si quiere postre o café. En caso de que quiera, esperaremos a que termine completamente para ofrecerle sutilmente alguna otra cosa, y nos pidan la cuenta.

Sin embargo, debido a que las tendencias de pago han cambiado, los establecimientos adquieren nuevos métodos de pago. Años atrás lo más común era pagar en efectivo. Ahora casi todo el mundo paga con tarjeta, incluso si las cuentas se pagan por separado, cada uno puede pagar su parte de la comida con la tarjeta, cosa que antiguamente suponía un problema.

Nuevos métodos de pago

Estos cambios han fomentado que los establecimientos modifiquen sus métodos de pago para mejorar la experiencia del usuario y reducir así su tiempo de espera en restaurantes.

El “contactless

Este término que significa “sin contacto” ha sido una de las tecnologías con mayor inmersión en la sociedad. Funciona de manera similar al bluetooh, es decir, que transfiere datos por aproximación. De modo, que podemos realizar cualquier compra acercando la tarjeta al datáfono y las compras inferiores a 20 euros no necesitan código pin.

Pagos móviles

La función de “billetera móvil” se está haciendo cada vez más popular y es que a medida que las personas equipan su teléfono con la función de poder pagar a través del móvil, consiguen que llevar la cartera no sea tan importante. También forma parte del “contactless”.

Los móviles de nueva generación, sobre todo los que se han comercializado después del año 2016, tienen una tecnología NFC (la encargada de que el contactless funcione) permiten que el usuario pague a través del teléfono móvil. Todo esto, si descargamos una app para ello, que suele ser la del banco al que estemos inscritos.

Para aquellos teléfonos que no tienen NFC, existen pegatinas y pulseras con la tecnología contactless, y se pueden adherir a donde queramos, teléfonos u objetos, y pagar así a través de ellas.

Hay bancos, como el BBVA, que está desarrollando métodos de pago basados en tecnologías biométricas para hacer “invisible” el momento de pago en comercios y puedas realizar la compra a través de una app.

Esta nueva tendencia permite que la parte del pago dentro del proceso de compra “desaparezca” o se haga en un futuro prácticamente inexistente para el usuario. Las compañías trabajan para traer estas nuevas experiencias al ámbito de restaurantes y cafeterías en primer lugar y después al resto de comercios. De hecho, la app que está desarrollando BBVA permitirá (si todo sale bien) pagar con cero clics, pues será posible pagar con tu rostro.

Existen otras apps que permiten realizar pagos de móvil a móvil, sin números de cuenta de por medio, que sirven para realizar compras e incluso hacer pequeñas transferencias a personas.

Beneficios de este nuevo método de pago

Los beneficios cuando se instalen estos nuevos métodos de pago serán múltiples:

  • Eliminar los puntos de fricción de los clientes al realizar un pago.
  • Evitar colas y esperas.
  • Tener una experiencia más digital y cómoda, porque no habrá necesidad de llevar efectivo.
  • Obtener una experiencia de compra muy informada.

De momento, ni el dinero físico ni las tarjetas de crédito han desaparecido y las apps de pago no han generado una desconfianza desmedida como en el pasado. Todo ello es una señal de que el mundo tecnológico avanza en paralelo con el humano. Al menos en este campo.

La sociedad actual es digital y ha democratizado la forma de pago, ya sean nativos digitales o no. Por tanto, puede que, en un futuro no muy lejano, salir de un restaurante o comercio sin sacar la cartera para pagar sea lo más normal.

About author:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.