Los puntos débiles de tu cadena de restaurantes
You are here: Home \ Restauración \ Los puntos débiles de tu cadena de restaurantes
18 julio 2018

Un restaurante unitario se gestiona de una manera y tiene sus puntos débiles determinados pero en el momento que pones en marcha o tienes una cadena, las circunstancias son otras y tienes que tenerlo muy en cuenta porque hay que identificar antes de que sea tarde, cuáles son los puntos débiles de tu cadena de restaurantes.

En su día pusiste un restaurante, trabajaste muchísimo, muy intensamente y el éxito llegó (pero no de la noche a la mañana, tú sabes que el éxito fue y es siempre fruto del trabajo y del esfuerzo). Cuando las cosas empezaron a ir bien, decidiste que querías hacer algo más, que era el momento de seguir creciendo y decidiste replicar tu experiencia con tu restaurante montando nuevas “unidades” en otras localizaciones. Comenzaste entonces una cadena que poco a poco ha ido creciendo. Ahora, tienes varios locales (una cadena puede ser incluso desde dos locales que guardan la misma estética, nombre, concepto, comida… Que son réplicas al cien por cien del restaurante o concepto original y definido) y el negocio es mayor pero, como en todo, cuando las cosas crecen y evolucionan, quizás los problemas de inicio desaparecen porque los has subsanado pero aparecen otros. Y es que una cadena tiene otros puntos de dolor o puntos débiles que siempre debes tener en cuenta porque no contabas con ellos, no sabías que aparecerían y quizás no sabes como atajarlos para seguir creciendo.

Los 4 puntos débiles de tu cadena de restaurantes

Tu cadena de restaurantes es tu gran valor actual y por lo tanto, debes atender con todos tus recursos a qué está ocurriendo para poder poner solución lo antes posible. Como decíamos, los problemas de una cadena (en la que ya hay más locales) son diferentes a los de un único restaurante y no precisamente son los mismos problemas multiplicados por el número de unidades sino que surgen otros. Veamos los más representativos:

Que todo sea igual en todos los locales de tu cadena de restaurantes:

Este es uno de los puntos débiles más importantes que hay que solucionar cuando se tiene una cadena de restaurantes. Si las grandes cadenas han triunfado es porque en todos sus locales (que se llaman unidades) se hace todo exactamente igual. Pero igual es, igual. Si una cadena triunfa es porque los clientes buscan aquello que han probado en uno de los locales, en todos ellos. No puedes permitirte que cada unidad vaya por su lado, que tengan por supuesto una comida diferente (esto es inaudito) y además que haya detalles que sean diferentes. Y lo de la comida igual puede parecer obvio pero no es cuestión de que la carta sea igual sino que además los productos y las materias primas sean las mismas porque la calidad tiene que ser justamente igual y si no es así, repercutirá en el resultado final que es lo que el cliente ve y degusta. Así que cuida de que todo sea exactamente igual en todos los locales. Si no es así, no pongas una cadena sino que haz que cada restaurante actúe como uno independiente y tenga su propia personalidad.

Personal de tu cadena de restaurantes:

Igualmente, en las cadenas se trata todo de homogeneidad por lo que esto también es extensible al personal de todos los locales. Tendrás que crear un protocolo muy determinado y claro y según se vayan incorporando a las nuevas unidades, hacer formaciones. Lo ideal es que tomes como referencia la unidad más grande y la conviertas en “formación” y cuando contrates a alguien pase unos días trabajando en ella con un programa de formación muy determinado. Así conseguirás que todos actúen de la misma manera y cuando un cliente vaya a una u otra unidad la única diferencia sea la localización.

Mobiliario de tu cadena de restaurantes:

Cuando pones una cadena de restaurantes también tienes que pensar en que el mobiliario, el menaje y todo lo que interfiere en la decoración sea igual. Por eso, no podrás comprar cosas súper específicas que luego te sea difícil de volver a encontrar y replicar. Aquí tendrás que pensar qué tipo de cadena de restaurante quieres, qué tipo de comida y qué nivel económico para así poder poner todo “en línea” y acorde.

Tú no estás en todas en las unidades de tu cadena de restaurantes:

Sabemos que te gusta gestionar tu restaurante al pie del cañón y que así es como consideras que tienes siempre el control de todo. Pero en el momento en el que empieces a crecer y tengas más unidades, no podrás estar siempre en todas presencialmente o al menos, tanto como te gustaría. Tienes que empezar y ahora sí en serio, a delegar de verdad. Tendrás que tener personas de mucha confianza, bien formados y que sepas que van a gestionar bien cada unidad. Así es la única forma de crecer de forma saludable y coherente.

 

Si quieres tener una cadena de restaurantes porque el unitario te está funcionando bien y consideras que es un modelo escalable, es el momento de hacerlo pero al menos, antes de empezar, ten en cuenta estos cuatros puntos débiles que si los atajas, todo será más llevadero.

Más info sobre Klikin

About author:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.