Los 5 puntos de fuga que están matando a tu restaurante
You are here: Home \ Restauración \ Los 5 puntos de fuga que están matando a tu restaurante
26 octubre 2017

Tu restaurante puede y debe ser un gran negocio. Has puesto en él todas tus ilusiones, seguramente también o todos tus ahorros o al menos, una gran inversión para acondicionar el local, contratar personal, comprar material y género… Y el objetivo principal es, antes incluso de ganar dinero, cubrir gastos y poco a poco, ir creciendo y, cuanto antes, tener una vida desahogada económicamente a través de tu trabajo. Este, debe ser ante todo el mayor objetivo de tu proyecto de negocio – restaurante. Es lo lógico. Y seguramente ahora, después de un tiempo de recorrido de tu restaurante, estás viendo que no levanta, que está teniendo muchos gastos y las pérdidas cada vez son mayores.

Antes de entrar en caos absoluto y tener que vender el local (si es tuyo) y por supuesto tener que cerrar el negocio, es importante poder parar a tiempo, evaluar la situación e identificar qué puntos de fuga tiene tu restaurante para así poder tomar medidas y soluciones a tiempo.

¿Dónde está perdiendo el rumbo tu negocio de restauración? ¿Qué puedes hacer para solucionarlo?

1.- No sabes cuál es tu público objetivo: A veces sucede que ponemos un restaurante del tipo de comida que nos atrae más o de la que conocemos a nivel gastronómico (china, mexicana, italiana…) y enfocamos nuestro negocio en este ámbito. Creamos el restaurante, el concepto, la carta… Y lo ponemos en marcha incluso ejecutando acciones de marketing pero, nada funciona y es que no hemos diseñado, con detalle, nuestro público objetivo. Este es un paso fundamental que no se suele hacer y que supone un punto de fuga bastante importante.

Es imposible crear un diálogo de comunicación (y por ende de marketing y publicidad) si no sabes a quién le hablas. Es como en la vida diaria: no le hablas igual a un niño, a un amigo, a un familiar o a un jefe. Siempre modulamos nuestro mensaje y la forma. En un negocio es igual y más, en un restaurante. Si el tuyo tiene una carta cuidada, un estilo de nivel elevado… Tu público será de nivel medio – alto con lo que toda tu comunicación debe estar enfocado a este tipo de público, desde el diseño creativo hasta los textos y las ubicaciones de la publicidad o promoción. Al igual que si tu restaurante es de comida rápida, tu público serán adolescentes y les hablarás diferente, los precios variarán…

Este punto debes tenerlo muy en cuenta y si consideras que es un punto de fuga, es mejor parar a tiempo, diseñar tu público objetivo y después, adaptar todo a ellos. Si no, es como matar moscas a cañonazos.

 

2.- No tienes una propuesta de valor diferenciadora: También suele ocurrir que muchas veces ponemos en marcha nuestro restaurante y no tenemos identificado qué es la ventaja competitiva o la propuesta de valor que hace único a nuestro restaurante primero por sí mismo y después, frente a la competencia.

Actualmente hay mucho de todo y en España, restaurantes no faltan. Si no hacemos algo diferente, no funcionará nuestro negocio pero además, si esa ventaja competitiva y diferenciadora no la hacemos sólida, fuerte y la marcamos de forma notoria, no servirá de nada y no ayudará a nuestro restaurante a brillar.

Tienes que buscar qué es eso que hace único y diferente a tu restaurante, eso que tiene y la competencia no y remarcarlo, hacerlo notorio y que todo el mundo llegue a conocerlo para así generar la necesidad en tu público de querer ir a tu restaurante.

Es un punto muy importante a trabajar que seguro si ahora no lo tienes bien identificado y lo buscas, encuentras y trabajas bien, te dará muchos buenos beneficios.

3.- No has elegido la ubicación adecuada: Este punto es más delicado si existe pero, no es insalvable. Quizás, para tu concepto de restaurante la ubicación que has elegido no es la adecuada, puede que porque tu público objetivo no está en esa zona o quizás porque estás fuera de mercado (precio superior a lo que se baraja en ese barrio…). Si crees que este es uno de tus puntos de fuga, la solución también existe. Es más costosa que en otros aspectos pero también puedes acometerla y sólo debes valorar qué es mejor para ti (reconducir tu negocio actual siempre es algo a intentar).

Puedes estudiar bien la zona, tu público objetivo, la ventaja diferenciadora que puedes ofrecer ahí y reconvertir tu restaurante. Quizás, si la ubicación no es buena, puedes utilizar el local para crear un catering o un restaurante sin mesas (hace poco hablábamos de este tipo de espacios), o un restaurante de otro tipo de comida. Siempre hay opciones.

4.- No tienes una excelente atención al cliente: Este punto es muy salvable pero más a menudo de lo que a todos nos gustaría, ocurre en los restaurante. El ritmo frenético, el personal poco cualificado, los turnos puestos de forma incorrecta y la falta de formación son algunos de los aspectos que hacen que nuestra atención al cliente por parte de nuestro personal se vea afectada.

Es fundamental que desde el instante inicial en que se detecta, se corrija y pongas solución a ello. Y por supuesto, no hay que cortar a la tremenda y hacer despidos sino ser constructivos, identificar el problema y poner solución. La rotación de personal siempre afecta negativamente si está realmente muy justificada.

5.- No gestionas bien el negocio en su conjunto: este también es un punto de fuga importante. Puede que la comida sea excelente, que el servicio impecable, que tienes a tu público objetivo súper bien identificado y que la ventaja competitiva está clara y muy bien explotada pero, tú, como gestor, estás dejando escapar determinados flecos o no tienes el control absoluto y tienes fugas de gastos, no controlas las inversiones, etc… Y tu restaurante está fallando.

Aquí debes de nuevo, parar, ser autocrítico y corregir esta situación teniendo un control absoluto sobre tu restaurante.

Ahora ya tienes en el punto de mira 5 posibles puntos de fuga para tu restaurante. Si los identificas, ponte manos a la obra para resolverlos antes de que te cueste el negocio.

klikin

About author:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.