Los 3 tiempos de la atención al cliente en tu restaurante
You are here: Home \ Restauración \ Los 3 tiempos de la atención al cliente en tu restaurante
Atención al cliente en 3 tiempos
16 marzo 2018

El servicio y la atención al cliente en tu restaurante es no importante sino básico y fundamental para tener un nivel de calidad espectacular, conseguir aportar una experiencia única a tus clientes y que estos, se vayan contentos y además, vuelvan y cuenten a los demás lo increíble que es tu local y lo que allí “se cuece”.

Cuando alguien va a un restaurante espera muchas cosas de él: Por supuesto, una buena comida (el 90% de los motivos para elegir un restaurante u otro es por la comida) pero además, una gran y única experiencia que se consigue a través de factores tan dispares como la decoración, la música, el ambiente, el aroma y por supuesto, la atención al cliente que da el servicio. Todos somos personas y sentirnos “como en casa” pero con la diferencia de estar en un restaurante, es lo que cuenta y queremos. Consigue que todo sea excepcional pero cuida siempre hasta el máximo detalle, la atención al cliente. ¿Cómo hacerlo?

Los tiempos en la atención y el servicio de tu restaurante

Antes de la llegada:

Piensa que la experiencia en tu restaurante comienza desde antes mucho de llegar, desde que el cliente contacta con vosotros aunque sea visualmente a través de una red social, ahí comienza esa atención al cliente que debe ser exquisita. Si tienes redes sociales (que por supuesto tienes que tenerlas), contacto a través de email y/o teléfono, página web y/o aplicación móvil, siempre la atención al cliente y el servicio antes de llegar debe ser también muy bueno.

Crea un protocolo para resolver las dudas más habituales de forma coherente y con un patrón. Esto ayudará a tu personal a que aunque contesten personas diferentes siempre mantendréis una comunicación común y también aporta un mensaje lineal a los posibles clientes y con total coherencia.

Además, consigue siempre, solucionar todas las dudas de un posible cliente que contacta con vosotros por cualquier vía y si desea hacer una reserva, también aporta siempre, una solución positiva y satisfactoria incluso si para cuando quieren la posible reserva, el restaurante está completo. Nunca cuelgues el teléfono o contestes un email que pueda dejar la sensación de “no, estamos completos” y listos sino da otras opciones de horas, días o algo que fidelice a ese posible cliente.

Durante su estancia en el restaurante:

Este es sin duda, el momento crucial. El tiempo que tu cliente pasa en tu local debe ser especial, él, el cliente, debe sentirse especial porque así es como todos queremos percibir que somos cuando vamos a un local como un restaurante en el que pretendemos disfrutar de un momento de relax, diversión… Y al final salir de ahí con un nivel de satisfacción tal que no dudemos ni un minuto en recomendarlo a nuestros amigos, a través de las redes sociales y por supuesto, volver a él.

Desde que el cliente llegue a tu restaurante, debes tener diseñado y listo para ejecutar por todos los miembros de tu equipo, un protocolo al detalle. Igual que en el caso anterior (antes de llegar) ahora es vital que tú tengas muy claro cómo debe ser ese servicio al cliente, quién es quién en cada momento y cómo ejecutarlo.

Si tienes servicio de aparca-coches, cómo se saluda, se aparca el coche y se conecta a ese cliente – con su mesa – con su vehículo – con su llave para que justo cuando esté saliendo, su coche esté preparado y no tenga que esperar (ni que decir tiene que el coche esté siempre cuidado).

Quién le va a recibir a la entrada del restaurante, quién le va a acompañar a su mesa reservada (por supuesto que jamás haya errores de reservas) y quién pasa el testigo al que será su responsable de mesa.

Es importante y genera muchísima cercanía que se le asigne a la mesa una única persona que pueda entablar una relación más estrecha (pero siempre en el papel de camarero – cliente) con quien los clientes se sientan cómodos. Trabajar la confianza aquí es vital para la experiencia global.

Esta persona controlará los tiempos del servicio, estará atento de posibles alergias, recomendará platos y estará para lo que los comensales necesiten.

La despedida también es muy importante porque el momento de llevar la cuenta, cobrar y acompañar a la salida cuando se marchen, entra dentro del servicio.

Después de la visita al restaurante:

Aunque parezca que no, la experiencia no acaba ni termina cuando tus clientes se van de tu restaurante sino que debes continuar. Como decíamos en otros post, debes haberte quedado con su email para poder “fidelizar” a tus clientes y tener un contacto con ellos a posteriori. Envíales un día después un mail de agradecimiento con una pequeña encuesta para conocer su experiencia e invítale a compartirlo en redes sociales. Cada vez que tengas una novedad, infórmale de manera exclusiva… No te olvides de él porque el después, cuenta y mucho.

Y por supuesto, el después es importante si el cliente contacta contigo por alguna circunstancia como haberse olvidado de algo en tu restaurante, como si ha tenido algún problema con la comida… Siempre sé conciliador y ayúdale en todo.

 

Aquí tienes los 3 tiempos fundamentales en el servicio de tu restaurante. Cuídalos todos siempre y conseguirás el éxito.

Más info sobre Klikin

About author:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.