Las claves de la fotografía gastronómica para tus redes sociales
You are here: Home \ Marketing \ Las claves de la fotografía gastronómica para tus redes sociales
fotografía gastronómica restaurante
16 agosto 2018

La fotografía gastronómica está de moda, muy de moda y una buena imagen de tus platos y de tu local, puede asegurarte una gran presencia y reputación, nuevos clientes y sobre todo, aumentar tus ventas. Hoy en día, dejar la fotografía gastronómica de tu restaurante al azar es sin duda alguna, un gran error que debes subsanar cuanto antes. ¿Cómo? Tomando buena nota de estos consejos y tips para que cualquier fotografía que tomes de tu negocio de restauración sea cuanto menos, excepcional.

Las redes sociales y las fotografías gastronómicas

Si eres fan (que si tienes un restaurante, debes serlo, aunque sea profesionalmente) de las redes sociales y aún más de una de las estrellas… Instagram, ya habrás visto que la fotografía gastronómica está muy de moda. Cada vez más proliferan las cuentas de profesionales o amateurs de la fotografía de comida y a cada instante sale publicada una imagen mejor que la anterior mostrándonos un plato suculento y que todos queremos comer y por qué no, preparar si somos valientes.

Y es que la fotografía gastronómica está ganando terreno cada día como ya lo hizo en su momento la decoración (que aún sigue siendo un valor en alza en redes). Todos los restaurantes que quieren posicionarse de forma única y tener una buena comunidad online y para ello se ayudan de las redes sociales, saben que deben cuidar al máximo su material fotográfico y de imagen. Nada debe quedar al azar y todo tiene que estar muy medido, controlado y nada de tomar una foto de cualquier manera a un plato y subirlo cuando se nos ocurre. Esto ya acabó y debemos tenerlo muy presente.

Las redes sociales centradas en la imagen (instagram y pinterest, pero también como no Facebook) están reclamando porque así lo quiere el público cada vez más especializado, imágenes muy buenas, en las que por supuesto predomine el contenido (un buen plato) pero también estén hechas con gusto, sean elaboradas y nos convenzan con la vista. Si trabajas estos aspectos conseguirás llevar tus perfiles y cuentas, a otro nivel y esto ya sabes lo que supone… ¡Aumentar ventas! Las redes y la fotografía gastronómica están de tu parte para ayudarte.

¿Cómo hacer la mejor fotografía gastronómica para tu restaurante y redes sociales?

Esto de hacer una gran fotografía, no es tarea fácil y tienes que tenerlo muy muy presente. Si no eres un especialista, si no tienes un buen material, si no tienes tiempo para ponerte a realizar formación… Como siempre te aconsejamos, busca a un buen profesional e invierte (no lo veas como un gasto porque no lo es, es una inversión) ya que las redes sociales pueden traerte muchos y buenos clientes y ayudarte a posicionar a tu restaurante en otro nivel muy superior de clientela lo que te ayudará a generar más ventas y por qué no, poder subir precios y aumentar tu ticket medio.

Dicho esto, si te atreves, si tienes una buena cámara y te apetece empezar a hacer buenas fotografías gastronómicas (imprescindibles para el marketing de tu restaurante), no lo dudes, toma buena nota de estos tips que te mostramos:

Material:

Lo ideal sería tener una buena cámara réflex con un par de objetivos versátiles y disponer de un set de fotografía para que podamos hacer buenas instantáneas. Si quieres llevar las redes de tu negocio a otro nivel, esto es lo que necesitas. En el mercado actualmente tienes bastantes buenos productos (cámaras réflex) a precios más o menos asequibles. Míralo de nuevo si te vas a dedicar tú a esto como una inversión de tu negocio, como si fuese un horno o algo similar porque le vas a dar mucho uso y te traerá como decimos, muchos clientes.

Atrezzo:

Además, lo suyo es ir haciéndose (que si tienes un restaurante seguro que tienes mucho a mano) de un atrezzo interesante: vasos bonitos, tablas, cubiertos, utensilios variados… Todo lo que pueda acompañar al plato preparado de forma muy elegante pero que no le quite protagonismo. La intención es que quede un ambiente muy chulo y atractivo.

Cuanto más tengas a mano a la hora de hacer una fotografía, mejor te saldrá. Nunca es suficiente porque queremos que cada imagen sea diferente pero eso sí, guardando una línea gráfica. Cada vez que salgas de compras o a pasear, ten los ojos bien abiertos porque cualquier cosa puede servirte para crear un escenario único.

Necesitas por supuesto tener disponibles diferentes superficies que te ayuden a crear escenas especiales: tablas de mármol, mesas de madera, tablas de pizarra…

Espacio:

Donde vayas a hacer la fotografía es vital para que quede perfecta. Agénciate un buen espacio de trabajo, que tenga una buena iluminación… La iluminación es clave para que la imagen salga bien y además, recuerda que luego la retocarás en photoshop y siempre puedes oscurecer determinados espacios de la imagen pero si tienes una buena iluminación te asegurarás que no tendrás sombras, algo que te matará el resultado y que no habrá manera de arreglar.

Tiene también que ser un espacio en el que estés cómodo trabajando, en el que tengas un espacio amplio para colocar la escena, en el que puedas mostrar todo lo que quieres y luego, poder poner y quitar cosas.

Comida:

Tienes un restaurante y vas a hacer fotografía gastronómica así que piensa que el plato que vayas a preparar tiene que estar precisamente “de foto”, no puede quedar regular o que le falte – sobre algún ingrediente. Tiene que ser tal y como luego lo comerán tus clientes porque si no puede haber conflictos. Cuida hasta el más mínimo detalle y entonces, podrás hacer la imagen.

Algo que funciona muy bien en fotografía gastronómica es acompañar al plato en el escenario con los ingredientes que has utilizado para su preparación a modo de atrezzo porque además de dar vistosidad a la imagen ayudan a contextualizar el plato.

Organizar una sesión

Cuando tienes claro que necesitas una buena batería de imágenes para redes, plantéate (como si contratases a un fotógrafo) realizar una sesión completa, aunque esto te lleve varios días seguidos. Preparar el set de fotografía, el atrezzo, la luz, etcétera es un trabajo tedioso que no puedes hacer y deshacer a cada instante para tomar una única fotografía porque ha salido un plato.

Puedes aprovechar un día que hagáis una prueba de platos con tu equipo (algo que deberías hacer a menudo también para que todos conozcáis los platos) y entonces, que cocina prepare bien los platos y tú podrás, con el set montado, hacer las imágenes que necesites.

Piensa antes las fotografías gastronómicas que vayas a hacer

Es muy importante que no dejes nada al azar sino que lo tengas todo más que bien planeado. Piensa qué fotos vas a hacer, dibújalas en papel y monta el set como quedaría con todo a falta de la comida en sí misma. Así podrás hacer todos los retoques que necesites de material y encuadre antes de tener la propia comida. Seguro que cuando tengas todo, harás más cambios.

Encuadres

A la hora de hacer la fotografía, recuerda que tienes cámara digital así que podrás hacer mil y una fotografía sin gastar carrete así que… ¡Aprovecha! Saca fotografías desde todos los encuadres posibles: de frente, zenital, ambos laterales… Esto te ayudará una vez que tengas todas las fotos hechas, a poder elegir la que más te ha gustado.

Retoque

Una vez que hayas terminado la sesión, tienes que pasarlas al ordenador y comenzar con la tanda de retoque. Photoshop será tu mejor amigo así que es el momento de convertirse también en diseñador gráfico.

 

………………………….

Como ves, hacer una buena fotografía gastronómica no es algo sencillo ni rápido. Tienes que tener material, conocimientos, tiempo y ganas. Hay muchos y muy buenos profesionales que te pueden ayudar pero si quieres hacerlo tú, también te recomendamos tomar algún curso formativo especializado que te ayude a ampliar conocimiento. Nosotros por aquí, seguiremos contándote tips interesantes.

klikin

About author:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.