La parte emocional de la gestión de tu restaurante
You are here: Home \ Productividad \ La parte emocional de la gestión de tu restaurante
Parte emocional de la gestión de tu restaurante
2 mayo 2018

A nuestro alrededor todo habla de la parte emocional ya sea para dirigirnos a temas personales o incluso, profesionales y es que hoy en día, si no atendemos la parte emocional de los asuntos, sinceramente, estamos muy alejados del éxito y de lo que podemos conseguir de cada cosa.

Tu restaurante, es tu negocio y por supuesto que debes ser muy racional y marcarte unos objetivos numéricos basados en las ventas, las ganancias, los gastos y demás métricas que debes medir día a día y sobre las que tomar decisiones pero también debes ser muy consciente de que en tu restaurante, en tu negocio, hay una parte emocional fundamental que debes atender. Porque todos somos personas y dentro de cada persona hay una parte emocional fundamental que nos hace poderosos y enfocados hacia los resultados que queremos obtener. Por esto, saber manejar bien la parte emocional de tu negocio, tú parte emocional, es clave para el éxito.

¿Qué es la parte emocional de un restaurante?

La parte emocional de un negocio en este caso de un restaurante es aquella parte que atiende a las emociones y cuando hay personas implicadas en algo (que suele ser casi el 100% de las veces), hay una parte emocional muy poderosa.

Hay que saber atender y gestionar la parte emocional porque puede aparecer en cualquier instante, momento o situación. Todo negocio tiene su parte emocional y cuanto más la tengas en cuenta, mayor éxito tendrás y además, más felices seréis todos (y la felicidad es la clave del éxito).

Las partes emocionales de tu negocio: Los implicados

Primero, habría que empezar por la más importante y no porque tenga más poder sino porque al final es la que toma decisiones, nos referimos a la tuya (si eres el que gestiona el negocio) o en su defecto, a la persona responsable de todo. Él / Ella debe ser un gran líder (y no un jefe) y es que ahora impera el liderazgo porque parte y trabaja desde una parte emocional muy desarrollada (atrás quedó el ordeno y mando de los jefes de antaño que actuaban con la política de la presión e incluso, la del miedo obteniendo sólo resultados mediocres y un equipo hastiado y desmotivado que sólo buscaba poder cambiar de trabajo cuanto antes).

Este, el líder, debe conocer la importancia de la parte emocional a la hora de gestionar el negocio porque después viene otra gran pieza con su parte emocional también muy poderosa que hay que saber atender, escuchar y gestionar de forma acertada. Es el equipo de trabajo, nuestros empleados. Ellos son personas y por muy profesionales que sean y puedan dejar sus asuntos personales fuera del horario laboral, es literalmente imposible hacerlo en su totalidad por lo que hay que tener muy en cuenta las necesidades personales – emocionales de nuestro equipo (si uno está triste por una pérdida, si otro está preocupado por una enfermedad de un familiar, etc).

Y por supuesto, alguien con quien tienes que contar en todo momento y que también se rige por emociones son… Tus clientes. Ellos “mandan” (bueno, es una forma de hablar), o más bien con su opinión colocan a tu negocio en un lugar u otro y por supuesto, acuérdate, que son personas y que en este caso en el que van a tu restaurante a comer / cenar, se dejarán guiar ante todo, por lo que despiertes en su parte más emocional (satisfacción, felicidad, tranquilidad…) todo ello dado por una buena o mala experiencia en tu local.

¿Por qué desarrollar la parte emocional en tu restaurante?

Puede que a estas alturas del post aún estés pensando que nada tiene que ver la parte emocional con tu restaurante porque tu restaurante es un negocio y los negocios, como decíamos al principio, sólo se rigen por los números. ¿Aún piensas así? Bueno, si ese es el caso, quizás con estos motivos te termines de convencer de lo importante que es trabajar la parte emocional:

  • Productividad: Si trabajas la parte emocional de tu personal (y la tuya propia), la productividad se verá aumentada como nunca. ¡Garantizado!
  • Ambiente de trabajo: Está comprobado que hacer caso a la parte emocional y trabajarla, consigue un entorno de trabajo saludable y feliz y todos sabemos que donde se trabaja mejor, todo funciona mejor y se refleja en los resultados.
  • Comunicación: Si escuchas qué le pasa a cada miembro de tu equipo y también a los clientes y tienes en cuenta que puede estar pasándoles algo… La comunicación será mil veces mejor.
  • Relaciones internas saludables: Porque como decíamos antes, se acabaron las relaciones de tiranía y sumisión (jefe – empleado). Tú quieres ser un gran líder con el que todo el mundo quiera trabajar porque tu negocio es un gran proyecto saludable.

 

Así que ahora, quizás es el momento para una vez que tus números funcionan, atender a la parte emocional y si tus números están fallando, quizás sea porque tienes la parte emocional abandonada. ¿Cómo lo ves?

Más info sobre Klikin

About author:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.