La importancia de una buena higiene en tu restaurante
You are here: Home \ Restauración \ La importancia de una buena higiene en tu restaurante
higiene en tu restaurante
22 agosto 2018

Un restaurante puede tener al mejor chef, o los mejores productos o el mejor servicio, pero de nada vale si la limpieza no es adecuada, porque puede perder muchos clientes, o la totalidad de ellos. La higiene es una muestra de lo que somos. Si un restaurante tiene un aspecto sucio, entendemos que la cocina y los alimentos que vamos a comer están en el mismo estado. Y desde luego, ello no agrada a nadie.

Un error en el que muchos restaurantes caen es darle menos importancia a la higiene que a la comida o el servicio. Pero se equivocan porque hay que darle igual o incluso más importancia. Además, mantener la limpieza de un restaurante resulta fundamente para poder desarrollar bien el trabajo y complacer a los clientes.

El tránsito de gente inevitablemente genera suciedad y en los restaurantes entra y sale gente cada dos por tres de manera que tenerlo limpio y mantenerlo es igual de importante. Un restaurante consta de varias partes que no debemos olvida a la hora de hacer una correcta limpieza. La cocina y la sala lógicamente y por supuesto, el almacén, la valla y los aseos.

La higiene de cualquier lugar de trabajo es vital pero cuando se trata de un restaurante todavía más porque es un lugar en el que se manipulan alimentos. La adecuada desinfección del local resulta imprescindible para la salud de los empleados de los clientes. Primero porque si el lugar está limpio podemos conservar la comida en buenas condiciones, evitando así posibles futuras intoxicaciones. Luego, al estar higiénico el local también evitamos que se acumulen bacterias y/o la aparición de plagas.

Limpieza de un restaurante

La limpieza de un restaurante no se basa en que se vea bonito y ordenado, hay que tenerlo realmente limpio. No se recoge igual cuando servimos un café que cuando es la hora del cierre y hay que dejarlo ordenado y limpio para el día siguiente.

Cada restaurante tiene sus horarios y por lo tanto los turnos de limpieza varían. Se deben respetar como todo. Hay quienes limpian antes de abrir, otros que al cerrar y otros varían. Por lo general, se deja todo recogido después de cada turno para que el que entre lo encuentre recogido. Tareas tan básicas como barrer y fregar son fundamentales.

Las tareas de repaso deben aplicarse cada vez que se ensucie algo para mantener una correcta limpieza durante toda la jornada. Muchas veces con las prisas dejamos objetos o cosas sin recoger pensando que luego lo haremos. Luego se nos olvida y ahí queda. Ese error se comete con frecuencia y debemos ser constantes a la hora de mantener la limpieza. Ello no solo ayuda a conservar la limpieza, sino que facilita encontrar las cosas a otros compañeros que vienen después.

Si por ejemplo por una circunstancia puntual tenemos que utilizar un cuchillo para cortar algo con urgencia, debemos acordarnos de limpiarlo tras su uso porque el que venga después puede pensar que está limpio cuando en realidad no lo está. Y si de ese modo actúan todos, se genera una cadena insalvable de antihigiene.

Es importante que entre los miembros del equipo se creen pautas de higiene, ciertas normas que ayuden a mantener todo en orden y limpio. En el equipo cada uno tiene sus funciones y dentro de ellas será su responsabilidad cumplirlas, pero en general depende de todos que el local se mantenga en buenas condiciones.

 

La limpieza e higiene correctas por zonas en tu restaurante

Los baños

Los baños deben limpiarse en los momentos en los que haya menos afluencia de público para no molestar a los clientes. El número de veces que debe limpiarse va en función del número de personas que entren y salgan. Se deben utilizar los productos químicos adecuados y realizar una limpieza en profundidad para que la experiencia del cliente sea buena y por tanto del negocio en sí. Los malos olores se pueden camuflar con ambientadores y velas.

La cocina

Esta parte del restaurante requiere de una limpieza minuciosa porque es el lugar en el que se manipulan alimentos. Al fin de cada servicio de comidas es preciso limpiar todos los utensilios, la zona y la maquinaria. Así como cambiar de trapos, reponer papel de cocina, y lo que sea necesario. Cuando se finalice la jornada se hará una limpieza en profundidad de suelos, paredes (las que hayan sufrido salpicaduras), mobiliario de cocina y/o la encimera, todo ello con productos bactericidas.

Es conveniente cada cierto tiempo vaciar y limpiar las cámaras de refrigeración y congelación, neveras, armarios, bodegas. Con ello verificaremos si los productos están bien mantenidos o encontramos alguno que haya que tirar porque está en mal estado.

La barra

La barra tiene un uso constante, y hay que pasar una bayeta cada vez que un cliente se vaya. La zona la desinfectaremos bien después de cada turno, con ello también las vitrinas, máquina de café y/o botellas para que quede perfectamente limpio para el día siguiente.

Almacén

El almacén es un olvidado, pero hay que tenerlo presente. Se tiene que mantener todo bien colocado y ordenado. Por un lado, para encontrar todo rápidamente y del mismo modo localizar los productos caducados. Por otro lado, su buena colocación ayudará a limpiar hasta el último rincón de una manera más fácil y rápida.

Consejos de limpieza

  • Etiquetar la comida, de manera que sepamos dónde está, qué es y su fecha de caducidad.
  • Etiquetar los productos de limpieza para su buen uso y así evitar confusiones.
  • Hacer periódicas revisiones en profundidad para evitar infestaciones de plagas o algo relacionado.
  • Tener bien separa la basura de la zona de elaboración y tirarla cuando este llena para evitar olores, desbordamientos, etc.
  • Limpiar cuando se ensucia, sobre todo si es grasa porque es más fácil de quitar cuando es reciente que cuando lleva un tiempo.
  • Para limpiar acero inoxidable es recomendable utilizar un detergente con PH neutro, agua tibia, bayetas y paños de algodón suave. Evitar productos abrasivos.

Más info sobre Klikin

About author:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.