¿Qué factores influyen a la hora de realizar una reserva en un restaurante?
You are here: Home \ Restauración \ ¿Qué factores influyen a la hora de realizar una reserva en un restaurante?
reserva en un restaurante
4 octubre 2018

Si te gusta salir a comer o cenar y además vives en una gran ciudad, lo más conveniente es hacer una reserva antes de ir al lugar porque corres el riesgo de no encontrar mesa. Si no tenemos claro a dónde ir, a veces es complicado elegir porque la oferta es grandiosa. ¿Cuánto tiempo nos cuesta decidirnos por un restaurante u otro? A veces mucho tiempo y otras veces no tanto. Que un cliente se decida por un restaurante u otro a la hora de realizar una reserva para comer o cenar, depende de varios factores.

Factores que influyen a la hora de reservar

Oferta gastronómica

Todo depende de lo que le apetezca comer o cenar al cliente. Elegir el tipo de comida de un restaurante es uno de los pasos determinantes a la hora de realizar una reserva, y que por supuesto, acota la oferta. La calidad, es una de las principales características en cuanto a búsqueda de restaurante. Ya que salimos a comer, que sea mejor que en casa ¿verdad? Además, debido a la exigencia y conocimiento del cliente, no basta con hacer ricas recetas. Los comensales buscan una experiencia gastronómica destacable, una combinación de sabor y presentación que sea agradable y recordada.

La novedad. No se trata de cambiar la carta a la ligera cada dos por tres. Pero si quizás, ofrecer un plato típico de la zona, que los clientes vengan a buscarlo. Utilizar productos de temporada, para asegurar que los ingredientes sean de la mejor calidad e innovar con las recetas para variar con un mismo producto. Es conveniente tener en cuenta las tendencias gastronómicas a la hora de crear un menú nuevo o incluir los productos que más demandan los comensales.

El ambiente

Si hacemos una reserva para comer o para cenar el ambiente que buscará un cliente será diferente. Tanto por el lugar, como por la carta. Con ello no solo nos referimos al local en sí, sino a la puesta en escena en la que el cliente vivirá la experiencia gastronómica. Depende de cómo vaya a ser la velada, al cliente le interesará un lugar más animado o más tranquilo.

Sin embargo, en ambos casos la autenticidad es un punto a favor a la hora de quedarse con un restaurante u otro. A través de la decoración, de la música, del estilo de los camareros, el restaurante puede mostrar un estilo único que haga que los clientes quieran volver. Puede ser desde la vajilla especial, hasta el modo de recibir a los comensales.

La comodidad, ante todo. Debería ser una prioridad. Cuánto más cómodo y relajado se encuentre en el establecimiento el cliente, más agradable será su experiencia. Luego están las ventajas diferenciadoras como puede ser por ejemplo la música, elegir la música perfecta para tu restaurante es un indicativo de que el local se ha preocupado por crear un vínculo entre su gastronomía y sus comensales.

El servicio

Si es la primera vez que acuden a un restaurante pueden deducir cómo será el servicio del restaurante por la amabilidad con que han sido recibidos por teléfono a la hora de reservar. Sin embargo, hasta que no esté viviendo la experiencia culinaria no podrá saber cómo es el servicio. Si por el contrario, el comensal repite, entendemos que lo hace porque sus anteriores experiencias han sido buenas, incluyendo al servicio.

A la hora de realizar la reserva nos motiva que el restaurante cuente con un equipo bien preparado, que sepa recomendar al cliente en sus decisiones y tenga conocimiento pleno sobre los productos y los platos que oferta el local. La atención no solo debe ser adecuada, sino personalizada si es posible. Cada cliente es diferente, es por ello que es conveniente observar, analizar y escuchar a los clientes, para detectar sus necesidades.

Los horarios

Los horarios son otro factor que pueden influir a la hora de hacer una reserva en un restaurante. Si los restaurantes tienen un horario de cocina muy reducido los clientes lo tendrán en cuenta, dado que en ciertos países son muy propensos a las sobremesas, y no es de gran interés descubrir que la cocina cerrará pronto.

Hay locales que tienen tanta afluencia de gente que cuando algún cliente hace una reserva, las personas encargadas de gestionarlas le tienen que comunicar a los clientes que cuentan con dos o tres horas para comer o cenar, debido a que hay varios turnos de comidas. Hasta qué punto eso es conveniente o no, lo deciden los clientes.

Número de clientes

Si la reserva es para una pareja o cinco comensales no suele haber problema porque la mayoría de locales están pensados para albergar ese número de personas. Sin embargo, cuando las comidas o cenas son para grupos realmente grandes la oferta de restaurante se reduce. Es cuando uno debe cerciorarse de que el local cuenta con el espacio suficiente para tantos comensales.

Política de cancelación

Hay quien no le gusta dejar su tarjeta de crédito a la hora de hacer la reserva para en según que locales es lo más habitual. ¿Por qué? Por lo general, los clientes hacen reservas y si en el último momento deciden no ir, la cancelan y no pasa nada. Sin embargo, para los locales supone una gran pérdida dado que no saben si podrán ocupar esa mesa a última hora.

Los clientes que van a acudir a la cita no tienen inconveniente, sin embargo, hay que tener conocimiento sobre la política de cancelación porque no sirve cualquier excusa a la hora de cancelar y la cancelación por defecto tiene un coste por cliente.

About author:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.