Cómo diseñar un menú del día efectivo
You are here: Home \ Restauración \ Cómo diseñar un menú del día efectivo
8 marzo 2018

¡Vender! Qué nos gusta vender y cuanto más, mejor. Pero para que eso ocurra, tenemos que poner en práctica determinadas acciones que nos ayuden y potencien lo bueno de nuestro negocio en este caso, nuestro restaurante. Vender, en muy pocas ocasiones es algo fortuito y por casualidad (y si ocurre no es por mucho tiempo), detrás de cada venta siempre hay o debe haber una buena y sólida estrategia de ventas con soluciones a medida para cada caso. En restauración hay que tomar buena nota de todo lo que podemos hacer para vender más y uno de los aspectos principales que tenemos siempre que tener en cuenta es, nuestra carta. Ya hablamos de este caso en este post (cómo diseñar tu carta para vender más) y hoy damos un paso más centrándonos en los Menús del día.

¿Son realmente efectivos los menús del día?

Sí, si los diseñas bien, con criterio, con foco y con visión. Si haces menús sin hacer un buen escandallo antes, sin tener en cuenta tu clientela y público objetivo y si no los publicitas lo suficiente, no será ni una buena herramienta de ventas, ni te ayudará a posicionarte más, ni a llenar los huecos libres en tu local. Así que sí, un menú del día es una gran estrategia de ventas si lo sabes hacer bien. Es rentable si te marcas el objetivo de vender más con ellos y tomas cartas en el asunto para que sean realmente un éxito.

 

Objetivos del menú del día

Con el menú del día tienes un claro y determinado objetivo:

  • Vender más.

Hasta ahí está claro y todo debe estar enfocado a ello. Pero también con el menú del día tienes que marcarte otras metas:

  • Dar a conocer tu restaurante a más público gracias a un menú atractivo, accesible y bueno que permita probar tu comida. Si gusta, seguro, que después repetirán tanto con el menú diario como con otros servicios como la cena.
  • Fidelizar al cliente: con el menú del día estás asegurando a tu cliente una oferta cercana, que le facilita la vida en su momento de “no sé que comer” y con un precio atractivo y conseguirás que si le gusta, venga un día tras otro.

¿Cuándo ofrecer el menú del día?

Como en todo, mirar lo que hacen los demás suele ser muy efectivo, útil y bueno. En la restauración, si te das una vuelta por tu barrio (zona de actuación de tu restaurante), verás que los demás restaurantes que ofrecen menús del día lo hacen en un momento determinado: la comida y la gran mayoría excluyen el servicio de cena de los menús del día (muy pocos restaurantes por no decir casi ninguno, ofrece menú del día en la cena, veremos luego por qué).

Así que, como por norma todo el mundo lo hace así, es porque realmente está probado que el medio día es el momento clave para ofrecer el menú del día y no es algo fortuito sino que está probado que el medio día es el momento en el que empleamos menos tiempo para comer porque tenemos que volver a la “tarea” por lo que ofrecer un menú conciso y económico, es lo mejor para poder conseguir esos clientes que comen fuera de casa y cerca de la oficina. Porque cada día estamos más ocupados y más difícil sacar tiempo para cocinar la noche anterior pero no queremos dejarnos el sueldo en comidas de restaurante a plato normal, el menú del día a medio día, es la clave.

¿Cómo diseñar el menú del día perfecto para vender más?

Una vez dicho esto, debemos diseñar un buen menú del día para que sea efectivo al 100%. Tu menú del día debe cumplir los principios de:

  • Accesible: Es decir, con un buen precio, que sea atractivo y que entre dentro de lo normal tanto de tu público objetivo como de tu restaurante. Debe ser acorde a ambos parámetros y no salirse de ninguno de ellos. Si tu restaurante es de alto nivel y quieres dar un menú del día, no puedes ponerlo a 10 € igual que si tu restaurante es de nivel medio, tampoco lo puedes subir a 25 €. Debes ser coherente y siempre pensar que el menú del día es un producto… Accesible.
  • Saludable: Sí, porque ahora cada vez más todos queremos cuidarnos y tener una alimentación lo más saludable posible así que tu menú por favor, que sea saludable y equilibrado para que así tus clientes repitan día tras día porque una pizza o una hamburguesa no la comemos a diario.
  • Variado: Intenta siempre aportar variedad a tus menús para que los clientes repitan un día tras otro. Si siempre pones lo mismo y no balanceas, no fidelizarás a tus clientes.
  • Precio atractivo: Como decíamos antes, el precio también tiene que ser un reclamo para que tus clientes lo prueben, se queden y repitan.

 

Y cuando tengas tu menú del día, promociónalo en tu página web, en tus redes sociales, en flyers alrededor de tu local… Dale vida y que lo conozcan.

Más info sobre Klikin

 

About author:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.