Hasta cuándo y cómo alargar la terraza de verano
You are here: Home \ Innovación \ Hasta cuándo y cómo alargar la terraza de verano
terrazas de restaurante
30 agosto 2018

Las terrazas existen todo el año, pero es verdad que resulta casi imposible encontrar una mesa libre con el buen tiempo porque están muy demandadas. En los últimos años hemos sido testigos de cómo han ido apareciendo más y más terrazas en las calles, sobre todo en las azoteas, tan de moda. Los hoteles han sabido aprovechar mejor que otros el privilegio de instalar una terraza en lo más alto, aunque muchas veces los gestionan grupos hosteleros externos.

Las terrazas por lo general o son anuales o estacionales. En caso de ser estacional, el periodo de funcionamiento es el comprendido entre el 15 de marzo y el 31 de octubre, al menos en Madrid. Cada comunidad autónoma y/o provincia tiene sus propias normas en cuanto a este punto, pero no suelen distar mucho. De modo que tenemos terraza para rato.

En verano vemos, sobre todo en las grandes ciudades, cómo los locales acondicionan sus terrazas para que el cliente no pase calor. Vemos ventiladores que expulsan agua de manera que alivie las altas temperaturas. Las grandes sombrillas y sobre todo las que menos permiten el paso del sol, los parasoles, también ayudan a que encontremos en las terrazas un oasis en mitad de la ciudad. Ni que decir que muchos optan por las terrazas para evitar el uso excesivo que muchos locales hacen del aire acondicionado.

Más info sobre Klikin

¿Hasta cuándo mantener la terraza?

El local (la empresa – el restaurante) es quién decide si le conviene tener una terraza anual o estacional. Tener un espacio en la calle cuesta dinero y antes de hacer un trámite anual se debe hacer un pequeño pronóstico (en caso de ser el primer año) para intuir si la terraza dará beneficios o no. Que un restaurante o bar mantenga su terraza o no depende también de varios factores. El lugar donde se encuentre el negocio, no es lo mismo costa que interior. Influye las temperaturas y el tiempo que haga durante todo el año. Porque, aunque sea invierno y haga frio, si no llueve y hace sol la gente muchas veces prefiere terraza.

De modo que, el tiempo lo estipula el permiso que consiente el uso de la vía pública para instalar una terraza y que el local “alquila”. Mantener una terraza o prescindir de ella varía en función de las decisiones que tomen los dueños del establecimiento.

¿Cómo prolongar la terraza de verano?

Terraza y verano van de la mano, pero por suerte el buen tiempo en los últimos años se prolonga hasta bien entrado el otoño y podemos disfrutar de un entretiempo y de las terrazas mucho más. Cuando el verano se va y las temperaturas empiezan a bajar un poco, los establecimientos comienzan a prescindir de los ventiladores, cambian los menús, la música, etc.

Para prolonga las terrazas y que los clientes quieran permanecer en ella basta con acondicionarla al tiempo. Cuando el otoño de la bienvenida y empiece el frío, hay que ocuparse de las estufas o un buen sistema de climatización. Cuanto más control haya sobre la temperatura ambiental, más la aprovecharemos durante el año. Todo depende del presupuesto con el que contemos.

La opción de tener mantas cada vez es más frecuente y son bien recibidas. Cuando vamos a un bar y/o restaurante permanecemos quietos y eso hacer que pasemos frío más rápido. Una manta es una salvación rápida y un punto a favor para que el cliente prefiera nuestra terraza y no otra.

Acomodar los asientos con cojines ayuda para el frío. Así como en verano dan calor, cuando el frío asoma es un recurso a tener en cuenta porque no solo proporciona comodidad y una estética bonita, sino que aportan calidez y calor.

Con el cambio de estación también hay que hacer cambios como hemos señalado y la música es uno de ellos. Ya no vale poner los hits del verano y música que nos recuerde esa estación. Hay que cambiar de playlist.

Las pizarras informativas ayudan a llamar la atención del viandante y ofrecerle alguna que otra promoción para invitarle a sentarse. Desde un menú atractivo hasta un mensaje.

El servicio

El servicio en estas zonas es fundamental, pues pese a las variantes climatológicas, deben asegurarse de que el cliente sienta el mismo confort fuera que dentro. Tanto si es verano, como cualquier estación del año la atención al cliente es importante y evitar que éste salga y entre con platos o bebida hace más cómoda su estancia y experiencia. Por eso mismo es recomendable entonces, tener personal que atienda exclusivamente la terraza, es además una manera de justificar el suplemento que muchos establecimientos añaden por comer y/o beber en la terraza.

El ambiente

Crear un ambiente con iluminación para cuando la luz natural descienda es un detalle que atrae a muchos clientes porque o bien da un ambiente íntimo o más festivo, depende de la intención de cada establecimiento. De igual modo es un recurso muy favorecedor a la hora de llamar la atención.

Decorar el espacio con plantas es otro recurso que beneficia. Da una sensación de escape en la ciudad y de un ambiente más natural. Ayuda además a crear un ambiente más cerrado y es perfecto para evitar ver el tráfico, o un aparcamiento, en caso de tener uno al lado y que los coches no molesten tanto.

Mobiliario

El mobiliario debe ser de una calidad buena para que dure y se mantenga todo el año. Atender que las sillas, mesas, etc. Sigan la misma línea decorativa del restaurante es importante para que el haya un vinculo entre el espacio de fuera y el de dentro. Las mesas deberán estar dispuestas de manera que no estén muy cerca las unas de las otras y los camareros y clientes puedan caminar entre ellas sin dificultad.

Otros servicios

Otros servicios que un local nos puede ofrecer en la terraza y así ganar clientes son por ejemplo la opción de tener una televisión en caso de haber algún acontecimiento televisivo importante y/o servicio de wifi, que en ocasiones solo hay dentro y nos olvidamos de que los clientes de la terraza también cuentan.

 

About author:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.