Las cualidades de un director de restaurante
You are here: Home \ Productividad \ Las cualidades de un director de restaurante
7 febrero 2018

Montar un restaurante, desarrollar el proyecto, ponerlo en marcha… No es tarea fácil. De eso estamos de acuerdo desde el comienzo de los tiempos y en todo momento defenderemos que es un proyecto que implica no sólo saber de lo que se está hablando (implica muchos detalles a tener en cuenta para que posteriormente el restaurante funcione, no es sólo un tema de decoración, gusto, contratación de personal y poco más) sino además que necesita tiempo, dedicación e implicación. Pero bueno, se lleva a cabo y si es se cuenta con ayuda profesional, muchísimo mejor porque todo será más ágil, estará corroborado por un especialista y cada inversión se podrá medir y cualificar. La gran pregunta es, cuando el restaurante está en marcha y hay que enfrentarse al día a día, ¿qué ocurre?

Los negocios, desafortunadamente, no funcionan solos sino que como decían en mi casa, “hay que estar encima” y tener un control arduo y seguimiento constante de todo lo que allí ocurra si queremos que funcione y cada día, crezca un poquito más como empresa. Un restaurante no es una excepción, al contrario. Es un tipo de negocio que exige muchísimo, que necesita de atención constante y que hay que estar todo el tiempo no vigilando ni controlando sino empujando para que todo vaya perfecto, revisando, instaurando controles de calidad y protocolos de actuación… Hay que hacer una gestión del negocio excepcional. Este es el resumen.

¿Y quién debe hacerlo? Pues al contrario de lo que se pueda pensar, no siempre debe hacerlo el dueño y es que un propietario de un restaurante puede no cumplir las características imprescindibles que un buen gerente de restaurante debe tener porque tu negocio, si quieres que funcione, debe tener un Gerente o Director.

¿Dueño y Gerente de tu restaurante?

A veces, como decíamos, el propietario no es la mejor persona para gestionar y dirigir el restaurante y esta es una decisión muy importante que debemos contemplar antes de ponerlo en marcha o en un momento determinado de nuestro negocio en el que vemos que no funciona como debería.

Un restaurante es un negocio y se busca de él que gane dinero, que ingrese y además, crezca y para que eso suceda debe funcionar todo bajo un esquema profesional. Un propietario puede que:

  • Esté muy ocupado con otros proyectos y negocios y no tenga tiempo para dedicarle al restaurante. Un restaurante necesita de muchísima implicación, diríamos que total como para estar compaginándolo con otros negocios y estar a “medias”.
  • No tenga la formación / experiencia adecuada. Cuantas veces tenemos la situación de que una persona tiene un dinero determinado para invertir y decide montar un restaurante pero viene de otro gremio totalmente diferente y no tiene ni formación ni mucho menos, experiencia en restaurantes. Seguramente le pondrá muchas ganas pero no sabrá sacar el máximo partido al negocio ni solucionar determinadas incidencias que pueden ser la clave para que el restaurante sea un éxito o un fracaso.
  • No tiene criterio objetivo. Y de lo peor que puede ocurrir en un negocio, la implicación emocional. Porque es nuestro negocio y no tomamos las mejores decisiones cuando toda nuestra vida depende de ello.

Así que a veces, el propietario del negocio no es la persona más indicada para la gestión diaria y la decisión adecuada es contratar a un gerente que gestione todo de forma profesional. Esta decisión no implica que le propietario se desvincule del negocio, al contrario, tendrá que estar al tanto de todo, tomar decisiones, pero tendrá una persona profesional en el día a día.

¿Qué debe tener y cómo debe ser un buen Gerente de restaurante?

Un buen Gerente / Director de restaurante debe tener unas cualidades muy específicas y es que aunque de nuevo, parezca fácil gestionar y llevar un restaurante, no es así ni mucho menos aún más si queremos tener un negocio que crezca, que sea referente y posicionarlo bien en el mercado. Conozcamos las cualidades y características que debe tener el buen gestor / director de un restaurante.

  • Formación / Experiencia: Y si pueden ser las dos, mejor. Porque es un negocio, porque la restauración se estudia, se practica y se suman años de experiencia que nos aportan las cualidades necesarias para llevar el día a día y saber resolver las incidencias. Nadie nace aprendido y un restaurante no es sólo atender al cliente y llevarle los platos, hay muchísimo trabajo detrás que debe funcionar a la perfección.
  • Liderazgo: Un buen gerente de restaurante debe ser un líder (que no un jefe que ordena y manda) para saber motivar al equipo, sacar lo mejor de cada uno, conocer la posición que él mismo debe ocupar (su papel no es servir mesas sino tener una posición más global de resolución de situaciones y de organización).
  • Ordenado – organizado: Un director de restaurante debe ocuparse de muchísimas partidas y detalles (sala, cocina, personal, comunicación, ventas, financiero) así que debe ser una persona muy bien organizada y ordenada para saber llevar el ritmo diario del trabajo y que le quede tiempo para tener ideas para crecer.
  • Crea equipo: El director del restaurante sabe que su máximo valor en el negocio es su equipo de personas que lo componen así que será, como decíamos, un buen líder que crea un equipo sólido y bueno que apueste por el negocio.
  • Resolutivo: Debe saber tomar decisiones acertadas de forma eficaz en el momento adecuado. Ni antes, ni después. Sino cuando debe ser y jamás debe dejar algo que se vaya haciendo grande por no saber solucionarlo.
  • Atender a todo: Es el gerente del restaurante, no de sala o de cocina y debe saber qué ocurre en cada área, coordinar todo, conseguir que todo funcione…
  • Saber un poco de todo: Porque aunque tenga jefes de departamento, él debe conocer todos los detalles de lo que ocurre y debería ocurrir para poder gestionarlo. Y aunque por ejemplo se contrate una agencia de marketing para realizar las actividades pertinentes y confíe plenamente en ella, debe saber trasladar sus necesidades y lo que el negocio tiene pensado conseguir.

 

Así que un buen gerente de un restaurante es mucho más que una persona que cobra a las mesas, hace cierre de caja y hace los pedidos de material. Un director de un restaurante gestiona el negocio al cien por cien. ¿Estás preparado?

Más info sobre Klikin

 

About author:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.