Haz que tu carta… ¡Venda sola!
You are here: Home \ Marketing \ Haz que tu carta… ¡Venda sola!
menu restaurante
9 febrero 2018

Vender, hay que vender más pero también, mejor. Este es, como siempre decimos, el mayor objetivo de todos los negocios, sea cual sea su naturaleza. En el caso de los restaurantes, también es así y tenemos que pensar siempre en cómo podemos aumentar nuestras ventas y conseguir que sean mejores o más optimizadas. No podemos entrar en la comodidad o espacio de confort de cómo hemos llegado a los objetivos marcados, “echarnos a dormir” porque siempre, hay que dar un paso más. Ni que decir tiene que si tu restaurante además pasa por un momento delicado en ventas, todos los esfuerzos son pocos para conseguir remontar la situación.

Técnicas, herramientas y acciones para vender más hay muchísimas. De eso no hay duda. El marketing debe ser uno de tus grandes aliados y siempre debéis ir de la mano. Todo debe estar pensado, alineado y puesto en marcha para poder tener mayor visibilidad y que se traduzca en ventas. De eso no hay dudas. A lo largo de este blog nos referimos mucho a lo importante que es el marketing para tu negocio y todo lo que puedes hacer y tienes al alcance de tu mano para poner en práctica (redes sociales, mailing, blog, promociones específicas por fechas determinadas…) y siempre estaremos ampliando información y dando formación en estas áreas porque son un punto diferenciador a la hora de conseguir tus objetivos de venta.

Pero si algo que sin duda puede ayudarte a conseguir más ventas y sobre todo, además de vender más, vender mejor es tu carta. Y no solo como un mejor objetivo decorativo o mejor dicho, transmisor de información en el que colocar el listado de platos, sino que debes ver la carta de tu restaurante como la mejor herramienta que tienes a tu disposición para convencer a tu cliente de cuánto tan buena es tu cocina que al fin y al cabo, es por lo que una persona va a un restaurante y además, repite.

Tu carta diseñada con neuromarketing

Hace poco hablábamos de la importancia de generar una experiencia en tu restaurante (puedes ver el post completo aquí) y es que hoy en día no vamos y mucho menos, repetimos en un restaurante además de porque la comida en sí sea muy buena, porque vivimos una experiencia única que nos hace sentir especiales y es que ahora que estamos saturados de tener de todo, lo que nos cautiva son las experiencias.

De ahí que todos trabajemos muy duro en conseguir generar esa experiencia a través de la cual también vendemos más. ¿Y cómo conseguirlo? ¿Cómo se llega a la parte emocional de las personas para que vendan más? A través del neuromarketing que es precisamente eso, ir a las emociones de las personas y tocar en el punto adecuado para que consuman más.

Y tu carta también puede estar hecha con principios de neuromarketing y así hacer que se venda más o que las personas elijan los platos que tú quieres porque te dan mayor margen y beneficio. Con estos trucos podrás implementar incluso hasta en un 5% las ventas de tu restaurante y lo que importa más, el ticket medio.

  • Construcción de la carta: dónde está ubicado cada elemento es fundamental y debes trabajarlo muy bien. Utiliza la técnica del eye tracking que estudia los movimientos oculares para saber dónde ubicar cada cosa.
    • Lo primero que se lee o percibe de una carta de un restaurante es lo que está ubicado en el tercio superior y también en la parte derecha del pliego abierto. Coloca en estas áreas los platos que te interesa potenciar y darles fuerza porque serán los primeros que vea la persona.
    • Arriba a la derecha: siempre, nuestro cerebro tiende a mirar arriba a la derecha en primer lugar, de ahí que esa parte de los periódicos sea la más cara. Aprovéchalo.
  • Tiempo de lectura: una persona que está en tu restaurante empleará una media de 2 minutos (120 segundos) en leer la carta y de esa lectura sólo recordará ciertas cosas. Esas son lo que aparece lo primero y también lo último. Ahí debes recoger lo que más quieres vender así que aprovecha para abrir la carta con sugerencias que serán los platos que más te interese vender.
  • Visual: haz tu carta visual pero no con fotos de platos como los menús antiguos sino siempre, con elegancia.
  • Segmenta tu carta: agrupa por tipo de comida (pasta, arroces, novedades) y marca un ritmo así de lectura fácil y ágil para que cada uno pueda ir a la sección que más le apetezca.
  • Extensión de la carta: no te líes, no tiene que ser interminable. Optimiza recursos y también costes. Realiza una carta de 25 platos máximo y ve rotando para ver cómo funcionan.
  • Plato “ancla”: es ese plato que tú quieres destacar y al que quieres dirigir todas las miradas para que se venda más. Colócalo justo después del plato más caro. Así parecerá más interesante y será la siguiente opción tras descartar el más elevado de precio.
  • Tipografía: cuidado aquí con la creatividad excesiva vaya que la liemos mucho y no se entienda lo que hay escrito o suponga muchos problemas. Utiliza una tipografía clara, bonita, elegante y acorde con la imagen corporativa del restaurante.
  • Precios: hay que ponerlos pero no pongas al lado de cada cantidad el símbolo del euro o la moneda que sea porque es un recordatorio visual constante de lo que la persona se está gastando y es negativo.
    • También utiliza números enteros y no con decimales, que lleva a confusión.
    • Redondea con números atractivos (acabados en 5, 7, 9).
    • Incluye al final de la carta una nota aclaratoria de precios iva incluido.
    • No alinees los precios en una columna porque la persona puede comparar visualmente los precios y elegir el más barato. Pon el precio a continuación del plato, donde corresponda según cada línea.

 

Con estos tips ya puedes realizar una carta totalmente enfocada a vender más y mejor basándote en el neuromarketing o marketing emocional.

Más info sobre Klikin

About author:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.