¿Cómo administrar tu restaurante de forma profesional?
You are here: Home \ Restauración \ ¿Cómo administrar tu restaurante de forma profesional?
13 junio 2018

Abrir un restaurante, a priori, parece algo sencillo. Pensamos que una vez que tenemos el local, lo montamos a nuestro gusto, hacemos una carta y contratamos el personal, ya está todo hecho… Tanto que incluso consideramos que una de las vacantes más importantes la podemos cubrir nosotros mismos (chef, jefe de sala, etc) sin tener muy en cuenta que debemos ocuparnos y que de hecho, seguramente ocupará todo nuestro día, de una labor imprescindible para nuestro negocio y eso es, la gestión. Y es que abrir un negocio de restauración es algo realmente no complicado pero sí que implica tener cierta formación y/o experiencia al respecto sobre todo para que no sea un fracaso desde el minuto inicial. Y es que un restaurante, un bar o cualquier otro tipo de negocio de restauración son empresas realmente intensas, complicadas y que requieren de toda nuestra atención si queremos que sea un éxito y lo lograremos sabiéndolo administrar de forma impecable.

Y como sabemos que a veces, embarcados en la vorágine del día a día, dejamos de lado lo más importante: la gestión, hoy nos ocupamos de esta tarea con el fin de que tengas a tu disposición las herramientas básica para que todo funcione como un reloj, no cometas los errores más habituales y además, consigas que tu negocio sea rentable desde el principio.

Consejos prácticos para la gestión de tu restaurante

Para no aburrirte e incluirte en un tedioso texto repleto de argumentos y tareas a esclarecer entre líneas, hemos dibujado una serie de consejos que seguro, te van a ser muy útiles si los aplicas. No te llevarán demasiado tiempo ni esfuerzo y es que a veces, la mayoría de las veces, lo sencillo es lo más práctico y lo más efectivo.

1.- Plan de negocio fácil, claro y ejecutable. Siempre hablamos y nos referimos a la importancia que debe tener un Plan de Negocios en tu restaurante. Debes siempre, antes de ponerte en marcha, realizar un plan de negocios al detalle en el que incluyas todo lo concerniente a tu restaurante y con el que puedas llevar una guía diaria de lo que tienes que hacer, qué objetivos vas a cumplir con esa acción, para qué y hacia quién.

2.- Determina tu tipo de comida y tu clientela. Es imposible que funcione un restaurante si no está todo bien determinado desde el principio. Tu gestión será una locura y además nada efectiva si no determinas quién es tu cliente y todo va enfocado a él y por supuesto, el tipo de negocio que quieres regentar.

3.- Gestión ágil y productiva. En un restaurante hay millones de cosas que hacer en todo momento y el día tiene sólo 24 horas y tú además, tienes una vida personal que atender. Por eso es imprescindible que tu vida sea lo más saludable posible y así aportes a tu negocio una gestión saludable. Planifica tus días, pon sobre tu agenda aquellas gestiones que debes hacer y enfócate a ello impidiendo cualquier tipo de distracción aunque sean del propio negocio. Otorga a cada cosa, su momento adecuado.

4.- Delega trabajo. Tu restaurante tiene muchas áreas y partidas, esto ya lo sabrás y aunque tú debas tener conocimiento de todas y tenerlas más que controladas, no puedes ocuparte de todas así que aprende a delegar y realmente… ¡Hazlo! Las grandes empresas llegan a ser grandes porque tienen un equipo en las que confían y sus directivos saben delegar.

5.- Lidera pero no mandes. Debes convertirte en un auténtico líder. Si quieres puedes leer la interesante literatura que encontrarás en librerías e internet sobre liderazgo pero jamás, mandes como un jefe de los de antes. Ya no estamos en eso y tú quieres un negocio saludable, agradable incluso y sobre todo, para los que estáis dentro.

6.- Evaluaciones mensuales. Realiza siempre, un buen cierre de mes en el que establezcas todo lo que ha dado de sí ese mes, todo lo que es para celebrar y tener en cuenta como bien hecho y también lo que no que hay que corregir para continuar. No sólo de cuentas vive un negocio sino que aquí tendrás que revisar absolutamente todo lo que ha ocurrido (opiniones de clientes, marketing, servicio, materia prima y por supuesto, las cuentas).

7.- Vida personal. Y por supuesto, nada va a funcionar y tú no vas a estar al máximo rendimiento y feliz si no dedicas tiempo a tu vida personal. No puedes, por más que seas el dueño, dedicar 24 horas a tu negocio. Necesitas tu espacio, tu momento para reciclarte, para retomar fuerzas y eso, siempre, debes contemplarlo. A esto te ayudará tener una persona de confianza en la que puedas delegar con tranquilidad tus funciones.

Con estos consejos ya puedes gestionar tu restaurante de manera más tranquila y seguro, eficaz.

Más info sobre Klikin

About author:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.